Audax Italiano, club fundado por emigrantes italianos a principio del siglo XX, que lleva más de 20 años sin conocer la segunda categoría y que se ha caracterizado por ser un gran animador del torneo nacional, tiene nueva propriedad.

 

El nuevo mandamás de los “Itálicos” es Gonzalo Cilley, quien encabeza un grupo de inversores argentinos con intervención mexicana, y releva a la histórica la familia Antillo, que estuvo a la cabeza del club desde 2011.

 

Una década exitosa para Audax que, si en la cancha fue protagonista en diferentes torneos alcanzando como mejores resultados un cuarto puesto en el Clausura de 2011 y la clasificación a la Copa Libertadores al término del último campeonato, destaca por la prolífica política de traspasos de jugadores con un peak de US$ 3,2 millones en la transferencia de Ignacio Jeraldino, en diciembre de 2019.

 

 

Cilley, recién asumiendo como nuevo presidente, confía de hecho en poder seguir y mejorar por esta senda exitosa, como declaró en diálogo con el portal En Cancha: “Vamos a hacer honor al nombre del equipo. Audax significa audaz, y vamos a ser osados, siempre teniendo en cuenta que lo principal es la competencia. Todo se sostiene si nuestro equipo es competitivo.”

 

Consultado sobre la importancia de la tradición y de la relación entre Audax y la comunidad italiana en Chile, el nuevo presiente subrayó la necesidad de fortalecer ese vínculo histórico afirmando que “La Florida, Puente Alto y la comunidad italiana deben ser nuestros objetivos y así se lo comuniqué a los jugadores cuando me presenté. Tenemos que tomar la posta de una historia centenaria, la cual respetamos y queremos seguir cuidando. Tenemos que presentarnos e invitarlos a todos a participar, porque necesitamos la ayuda de la gente.”