Con un maratón online Italia es el País designado este año por las Naciones Unidas para abrir las celebraciones mundiales del Día de la Tierra, en la que participan 75 mil partners en 193 países, unificados por el hashtag #OnePeopleOnePlanet.

 

Muchos italianos ya antes del Covid-19 habían entendido que “es necesario cambiar el paradigma, gastando más recursos para el green deal y en la economía circular”. Como observó el Ministro del medio ambiente, Sergio Costa,el repunte económico post Covid tendrá que contrarrestar también el cambio climático, si no queremos encontrarnos con una tragedia dentro de otra tragedia.”

 

En este sentido les señalamos un video particularmente emocionante: “Taking the pulse of our planet“, realizado por ESA, la Agencia Espacial Europea de la cual Italia es parte importante. Muestra las maravillas del mundo y su rápida transformación, planteando la importancia de la investigación espacial para la lucha al cambio climático.

 

Y bueno, hoy en día el “respiro” de la tierra se ha hecho escuchar con aun más fuerza a través de una fauna que – a raíz de la falta de humanos en las calles- se ha retomado espacios y lugares que ya parecían abandonados.

 

Delfines, peces, patos, liebres, ciervos. Desde Cerdeña hasta Milán se han multiplicado los encuentros con animales que deambulan sin miedo hasta en las ciudades. Decenas de testimonios que dan cuenta de como la naturaleza sea capaz de volver a conquistar rapidamente el territorio perdido si el hombre se lo permite… escenas que si por un lado despiertan alegría, ternura y asombro, por otro son un llamado desesperado a la conciencia de la humanidad para que sea capaz de desarrollar un modelo de vida más equilibrado y respetuoso del ambiente.

 

 

Por eso que, de los muchos vídeos italianos que han inundado las redes sociales, hay uno en específico que expresa de manera hermosa e impactante el significado de la lucha que espera a la humanidad: en los cristalinos canales de Venecia envueltos en un silencio mágico, un ejemplar de medusa roja avanza elegante, mientras el reflejo de los esplendidos palacios venecianos se vislumbra en la superficie del agua.

 

Una imagen altamente simbólica e inspiradora; un poderoso conjunto entre naturaleza, arte e innovación que puede marcar el camino para un futuro más equilibrado.