La vacuna italiana elaborada por ReiThera y el Instituto “Lazzaro Spallanzani” tendrá la importante ventaja de una suministración rápida a través de una sola dosis, en lugar de las dos previstas por Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

 

En este comienzo de 2021 la atención mundial está enfocada en las vacunas anti Covid-19 presentadas por colosos farmacéuticos como Pfizer, Moderna y AstraZeneca (esta última en colaboración con la empresa italiana IRBM y producida en Anagni). Se trata de grandes farmacéuticas que han podido desarrollar en muy poco tiempo vacunas certificadas y eficaces gracias al avance paralelo de las tres fases de ensayos clínicos y a enormes inversiones para la investigación.

 

Las vacunas aprobadas por el EMA (European Medicines Agency) hasta el día de hoy significan un paso clave hacia la victoria final contra el Covid-19, y es por esta razón que también en Italia ya comenzó la campaña de vacunación.

 

Aun así el Gobierno Italiano, gracias a a un convenio entre la Región Lazio, el Ministro de Salud, Roberto Speranza, el Ministro para la Universidad y la Investigación científica, Gaetano Manfredi, el Consejo Nacional de Investigación y el IRCCS Spallanzani, ha decidido seguir la senda del desarrollo de una vacuna “nacional” que sea un bien público y pueda facilitar el objetivo de la inmunidad de rebaño necesaria para cortar la cadena de contagios.

 

 

En este sentido la vacuna italiana anti Covid, cuyos primeros resultados se han presentado hoy en el Instituto Lazzaro Spallanzani de Roma, está siendo desarrollada por ReiThera, empresa especializada en biotecnología y en el diseño y desarrollo de productos biofarmacéuticos, y avanza rápidamente hacia la Fase 2 del ensayo.

 

La noticia más importante es que implicará una sola suministración (en lugar de las dos de Pfizer, Moderna y AstaZeneca). Algo que acortaría mucho los tiempos de inmunización.

 

En lo específico un adenovirus vuelto inofensivo e incapaz de multiplicarse es utilizado como transportador hacia las células de la información genética que corresponde a la proteína Spike.

 

En la primera fase de la experimentación no hubo reacciones adversas entre los voluntarios. Se ha activado el sistema inmunológico, tanto en el frente de los anticuerpos que bloquean la circulación del virus, como en el frente de las células T, que destruyen las células ya infectadas de nuestro cuerpo.

 

“Hemos testeado a 100 personas y la vacuna no ha tenido ningún evento adverso grave. El máximo de producción de anticuerpos a las 4 semanas permanece constante y la vacuna es de una sola dosis”, dijo el director científico del Hospital Spallanzani Giuseppe Ippolito en la presentación de hoy de los resultados de la Fase 1 del ensayo de vacuna GRAd-CoV2, desarrollado por ReiThera. “El protocolo se enviará a las agencias reguladoras en poco tiempo. La hipótesis es cerrar la fase 3 para el verano ”, agregó.

 

“Italia es capaz de jugar un papel competitivo con respecto a la capacidad de generar tecnología biomédica sofisticada”, subrayó el presidente del Consiglio Superiore di Sanità, Franco Locatelli.

 

“Sabemos lo valioso que es equiparnos con una producción directamente en Italia. Debemos intentar ser independientes con las vacunas como lo hicimos con los ventiladores y otros dispositivos, que importamos íntegramente en marzo, y que hoy podemos fabricar nosotros mismos ”, aseguró finalmente al comisionado para la emergencia Covid-19, Domenico Arcuri.

 

Un paso importante para contar pronto con una nueva herramienta contra la pandemia, esta vez completamente Made in Italy