Se llama Takeoff el nuevo programa de aceleración creado en la OGR (Officine Grandi Riparazioni) el hub de innovación y arte ubicado en la ciudad de Turín en colaboración con la Fondazione CRT, una organización no-profit, motor de desarrollo y crecimiento de las regiones de Piemonte y Val d’Aosta.

 

Con 21 millones de Euro de presupuesto inicial para apoyar a las start-ups que desarrollen soluciones y servicios en los sectores aeroespacial y de hardware avanzado, ya dispone de una amplia lista concreta de posibles proyectos: desarrollo tecnológico de satélites y aplicaciones de software relacionadas, lanzadores espaciales, soluciones para la movilidad aérea avanzada y sostenible, aviones autónomos, servicios logísticos “basados en datos”, y luego sensores, baterías, semiconductores, tecnologías informáticas, robótica, hasta la aplicación de inteligencia artificial y big data al sector manufacturero.

 

La recopilación de solicitudes acaba de finalizar y la primera selección se completará a finales de este mes: el programa apoyará hasta diez empresas emergentes cada año, durante tres años, que podrán acceder a un curso de aceleración de cinco meses dirigido por los socios del proyecto. Los mejores equipos seleccionados por la aceleradora también tendrán acceso a otras inversiones ya asignadas por los promotores de la iniciativa.

 

El programa Takeoff ofrece una elevada competitividad, involucrando a toda la red nacional de Cdp Venture Capital, la red creada para ayudar al crecimiento de las jóvenes empresas especializadas en “mercados de alto potencial” con la colaboración de UniCredit, de Plug and Play Tech Center como coinversor y gestor operativo y de la Unione Industriali Torino, además de Leonardo Group, que aportará a las start-ups sus competencias industriales y tecnologías en los sectores aeroespacial y de fabricación avanzada.

 

“Con Takeoff, el país despega: estamos realmente orgullosos”, dijo Massimo Lapucci, secretario general de la Fondazione CRT, “del acuerdo alcanzado con Cdp Venture Capital para este programa, único a nivel nacional para el desarrollo y el fortalecimiento de la competitividad italiana en un sector estratégico y transversal como el aeroespacial y el hardware avanzado”.

 

Francesca Bria, presidenta de Cdp Venture Capital, ha recordado que “la Red Nacional de Aceleradores Cdp cuenta ya con más de diez hubs en toda Italia, todos conectados entre sí y cada uno de ellos centrado en una industria con gran potencial de mercado: la industria aeroespacial representa la excelencia en nuestro país”, ha añadido, “y acelerar las nuevas start-ups que operan en este sector estratégico significa consolidar a Turín como hub tecnológico europeo, invertir en tecnologías de frontera y estimular a las empresas locales a abrirse a la innovación para contribuir a generar empleo de calidad, competitividad y autonomía estratégica”.

 

Por supuesto, aún queda mucho camino por recorrer, pero la dirección es la correcta. En el proceso de digitalización, Italia está avanzando hacia una transformación que afecta también cada vez más a los sectores industriales relacionados con el hardware, aprovechando los puntos fuertes que siempre han caracterizado a nuestro país. En el sector aeroespacial, más que en ningún otro, hay que pensar a lo grande, llevando esta mentalidad ambiciosa de Silicon Valley a Turín.