Italia se prepara a empezar la fase 2 de la emergencia por COVID-19 con la relajación gradual de las reglas de cuarentena generalizada que todavía están vigentes en todo el país desde hace el 9 de marzo.

 

El objetivo es asegurarse de que si una persona está infectada, pueda advertir a aquellos con quienes ha estado en contacto en los días anteriores. Para este propósito, se seleccionó una ‘app’ llamada “Immuni” (Inmunes), desarrollada por la compañía milanesa Bending Spoons en colaboración con el Centro de Diagnóstico Santagostino de Milan. Fue elegida por el Ministerio de Innovación entre más de 300 propuestas.

 

Por espíritu de solidaridad y como contribución voluntaria para hacer frente a la emergencia de Covid-19, Bending Spoons ha otorgado al Gobierno italiano una licencia abierta, gratuita y perpetua para usar el código fuente y todos los componentes de la aplicación de su sistema de rastreo de contactos. La compañía también completará los desarrollos necesarios para ponerla en uso a nivel nacional sin compensación.

 

 

 

Para ser efectiva, la ‘app’ necesitará la colaboración de una gran parte de los ciudadanos. De hecho, el sistema de seguimiento de contactos respeta las reglas dictadas a nivel europeo, que garantizan el anonimato y excluyen la geolocalización, salvaguardando la privacidad de los ciudadanos. En cambio, usará la tecnología bluetooth.

 

Con esa tecnología, Immuni rastreará a todas las personas con quienes la persona que descargó la aplicación haya estado en contacto (y que tengan la función bluetooth activada en su teléfono móvil). En caso de resultar positiva al COVID-19, la persona podrá decidir permitir el acceso, de forma anónima, a sus datos de salud a las demás personas con las cuales tuvo contacto en los días previos, reconstruyendo la cronología de sus movimientos. De esta forma, el destinatario del mensaje podrá entender si debe implementar una cuarentena.

 

Ninguna de las informaciones podrá ser difundida sin el consentimiento previo del usuario, respetando así los criterios de privacidad.

 

https://www.fcinter1908.it/video/video-immuni-app/

 

Se trata de un ejemplo concreto de lo que escribimos, es decir de la abnegación de muchas empresas italianas en la situación actual de emergencia. Bending Spoons fue creada en el 2013 por cinco socios, todos menores de 30 años, es actualmente una de las primera en Europa en el desarrollo de App para iPhone y entre las primeras 10 en el mundo por número de descargas. En su sede de Milán trabajan actualmente 150 brillantes jóvenes con una edad promedio de 28 años que han desarrollado, solamente en los últimos tiempos, 12 aplicaciones las cuales han tenido 200 millones de downloads, registrando 270.000 nuevos usuarios al día logrando ventas por 45,5 millones de euro en el 2018.

 

Un modelo de como la situación de emergencia relacionada al COVID-19 puede activar la innovación “facendo di necessitá virtú” (haciendo de la necesidad virtud).