Mañana y el jueves 19, a las 20:00 horas, Alessandro Baricco estará live dictando dos clases magistrales sobre su último trabajo, el ensayo “The Game”, en el cual analiza la revolución digital y sus consecuencias sobre los paradigmas sociales, culturales y económicos del siglo XXI. Para las entradas pueden entrar aquí; mientras tanto les proponemos un pequeño resumen del contenido de “The Game”. 

 

Diez años después del libro “Los bárbaros”, en el que enfrentaba los problemas relacionados con la difusión de los nuevos medios de comunicación de masas, Alessandro Baricco, uno de los narradores italianos más populares de las últimas décadas, vuelve al tema con el ensayo “The Game” en el cual delinea su personal balance sobre una realidad tan decisiva para el nuevo milenio.

 

La hegemonía en la comunicación humana de un determinado medio nunca es, como deja claro Baricco desde las primeras páginas, un simple hecho técnico, sino el efecto y la causa de profundas mutaciones en los paradigmas cognitivos y, por lo tanto, en las ideologías y en las acciones de una comunidad.

 

 

Bien lo sabía Platón, que en “Fedro” aborda el problema del paso de la oralidad a la escritura, la gran revolución mediática en la Grecia de su tiempo y, mucho más recientemente, fue Marshall McLuhan quien estableció definitivamente como la evolución de los medios de comunicación fuese un engranaje decisivo de la modernidad.

 

Hoy de forma ágil, con un estilo coloquial que no renuncia al rigor del análisis, Baricco ahonda el “salto de civilización” marcado por el paso de lo analógico a lo digital: el “juego”.

Una novedad que  no solamente implica profundas transformaciones, sino que una auténtica revolución.

 

No percibirla significaría apartarse de la comprensión de los cambios antropológicos, sociales, políticos y estéticos que se están produciendo y, por lo tanto, de cualquier posibilidad de acción efectiva.

 

 

Por esta razón Baricco pretende proporcionarnos “mapas” que nos ayuden a orientarnos dentro de esta revolución que, como suele ocurrir, se da a través de un choques destructivos entre lo antiguo y lo nuevo.

 

Lo que Baricco deja claro es que hay muchísimo en juego. Se trata de la posible superación de las pesadillas de la historia del siglo XX, ya que exactamente este fue el nuevo núcleo genético imaginado por los pioneros tecno-utópicos que iniciaron la transformación en los Estados Unidos de los años 60 y 70.

 

Una ideología con la cual efectivamente Baricco simpatiza, aunque su ensayo no es un himno ingenuo al poder progresista de las nuevas tecnologías. De hecho capta con agudeza las contradicciones que la revolución digital implica, no tanto para ofrecer soluciones sino para plantear inquietudes; sin ocultar que los resultados de esta “insurrección”son inevitablemente inciertos: individualismo, populismo y crisis de la democracia lo atestiguan.

 

Porque finalmente esto es lo que Baricco quiere que el lector entienda: queramos o no estamos en el juego, y un nuevo humanismo, cuya urgencia es palpable ante los desafíos de la globalización, no puede nacer si no se acepta/conoce el terreno de lucha.