Seguimos con nuestra rubrica turístico – cultural sobre los 55 sitios patrimoniales de Unesco hablamos hoy de la ciudad de Siena y su casco histórico.

Siena es una ciudad medieval excepcional, una obra maestra de la creatividad, donde los edificios han sido diseñados para adaptarse al tejido urbano y fundirse con el paisaje que los rodea. Por estas características, Siena tuvo una enorme influencia en el arte, arquitectura y en la planificación urbana durante todo el Medioevo, en Italia y en Europa.

Siena landmark photo. Cortile del Podesta and Mangia tower. Tusc

El casco histórico está delimitado por las antiguas murallas, construidas entre el siglo XIV y el siglo XVI, y siguen la forma de las tres colinas sobre las cuales está edificada la ciudad. Adentro del casco histórico hay tres grandes calles que se cruzan formando una Y en un pequeño valle que se convirtió en la increíble Piazza del Campo (que sigue hospedando el famoso “Palio di Siena”). Adentro de las murallas fortificadas, que miden siete kilómetros, sobreviven con sus funciones originarias casas-torres, palacios, iglesias, plazas, fontanas.

Banners of the contrads in Siena. Feast Palio. Region of Tuscany, Italy

A través de los siglos la ciudad ha mantenido su aspecto gótico adquirido entre los siglos XII y XV, también gracias al utilizo del “arco senese” que se ha convertido en un elemento arquitectónico imprescindible hasta el Renascimento.

80136142_m

Debido entonces a su estado de conservación y a su autenticidad histórica, hay que admitir que Siena es un muy raro ejemplo de ciudad medieval de estas dimensiones; algo que ha sido posible también porque no ha sufrido el moderno desarrollo industrial y pudo mantener un numero de habitantes muy parecido a aquel del medioevo.

Horses, the Palio of Siena