Ensenadas ocultas, calas de ensueño, largas costas de arena, amplias cuencas y barrancos recónditos: este año se han concedido 14 nuevas Banderas Azules a Italia por la calidad de sus aguas e instalaciones.

Desde 1987 la Fundación para la Educación Medioambiental evalúa las estaciones balnearias y lacustres en función de estrictos parámetros de sostenibilidad ambiental y social, como la calidad del agua, la eficacia del sistema de alcantarillado, la separación de residuos, las zonas peatonales, los carriles bici, el mobiliario urbano y las zonas verdes. Italia ha vuelto a destacar este año, con 210 estaciones balnearias, 9 más que el año pasado, y 82 desembarcos turísticos premiados. En comparación con 2021, 14 son las nuevas localidades premiadas. Entre las nuevas entradas se encuentra una playa del Lago Mayor, lo que eleva a 17 el número de banderas que ondean en los lagos italianos. En total, hay 427 playas certificadas, alrededor del 10% de las playas premiadas del mundo.

 

 

Entre las novedades de esta edición destaca la inclusión de un nuevo parámetro: el compromiso social y la inclusividad, por lo que se ha contado con la participación de la Fundación Dynamo Camp, que ofrece programas de terapia recreativa a niños y adolescentes que padecen enfermedades crónicas y a sus familias. Los objetivos del programa incluyen la preservación del medio ambiente y la promoción del turismo sostenible. A este respecto, el ministro Massimo Garavaglia comentó el resultado de las evaluaciones de la siguiente manera: “este importante reconocimiento certifica la calidad de nuestras maravillosas playas. El aumento del número de municipios galardonados con la bandera azul atestigua el buen trabajo que se ha realizado en el último año con vistas a un turismo cada vez más sostenible, accesible y de calidad”.

La lista completa puede consultarse aquí en el sitio web oficial del Programa Bandera Azul.

Entre las 14 nuevas playas premiadas se encuentran por ejemplo Cannobio, en la orilla noroeste del lago Mayor, la única estación lacustre entre las nuevas entradas. Se encuentra en el Piamonte, casi en la frontera con Suiza. El pueblo también es Bandera Naranja del Touring Club Italiano desde 2011.

 

 

La nueva entrada en la región de Le Marche es Porto Recanati, en la provincia de Macerata. La localidad es una de las más conocidas de la Riviera del Conero, con nueve kilómetros de playas, aguas limpias, un paseo marítimo peatonal, carriles para bicicletas y un pueblo costero con su castillo.

En Puglia hay tres playas premiadas: una es la de Castro, a lo largo de la costa oriental de la península de Salento, un pueblo medieval que domina el lido de Castro Marina; Ugento, también en Salento, con un tramo de costa con vistas al mar Jónico y playas protegidas por dunas, entre las más evocadoras de la región. La tercera localidad es Rodi Garganico, en el Parque Nacional del Gargano: conectada con el Tremiti, es famosa por sus playas doradas bañadas por aguas cristalinas.

 

 

En las islas fueron premiadas Budoni en Cerdeña y Furci Siculo en Sicilia. La primera se encuentra en la costa noreste de la provincia de Sassari y es un lugar de ensueño con hermosos puertos deportivos como Li Cucutti, Baia Sant’Anna, Cala Budoni y Cala Ottiolu. La segunda se encuentra en la costa jónica, entre Messina y Taormina.